La trampa del pensamiento positivo y la ley de la atraccion: el EGO

07 Abr
7 abril 2014

Hago constar que yo también he crecido y me he formado, en el ambiente del desarrollo personal y profesional, con el mantra del pensamiento positivo, del querer y poder, de los objetivos bien formulados entre otros. Después llego la ley de la atracción, qué parecía confirmar y reforzar todas las ideas del pensamiento positivo. Los pensamientos se vuelven cosas, habla uno de los autores de THE SECRET. Bien, todo esto en realidad, es cierto. La trampa esta en lo que no viene dicho.

Aquello que no viene NUNCA subrayado es que el camino a seguir es pasar de un pensamiento (asociativo), en el que la mente principalmente produce la información, a otro pensamiento de tipo (intuitivo), en el que la mente se limita a recibir y traducir la información recibida. Aquello que no te dicen es que no es un camino del pensamiento, la mente, sola, no puede atraer y materializar nada. En realidad la mente no puede decidir nada. No puede, por ejemplo, decidir que atraer, no puede empezar a pensar en positivo. La mente, por mucho que tú la fuerzes,no te puede hacerte feliz, sólo te puede ayudar en la cosas prácticas de la vida diaria. La mente no puede hacer nada con voluntad, con la fuerza del ánimo, con el coraje, con el amor, con la decisiones, con la confianza, con la intuición, con la paz, no puede hacer nada que sean valores que tu tengas inteorizados. El pensamiento positivo es una trampa, simplemente porque el mismo pensamiento, es un productor arbitrario de información, es una trampa. Esto lo puedes verificar fácilmente si te paras y observas que no puedes parar de pensar. La idea de programar la mente es otra ilusión, no crea consciencia, sólo otros mecanismos automaticos.La mente hay que limpiarla, no programarla.

Hasta que no puedas parar tus pensamientos significa que están fuera de tu control, por eso nunca el pensamiento puede ser positivo. Ni tampoco puede ser  nunca negativo ,sigue simplemente las indicaciones del ego y de aquello que es incosciente. Como sigue estas indicaciones, algunos pensamientos te hacen saltar de excitación, otros al contrario te pueden desesperarnos hay diferencias entre estos dos pensamientos, los dos los han sido creados por exigencias egoicas.Entonces distinguir entre pensamiento positivo y negativo no tiene ninguna utilidad, lo único que consigues hacer es  sentirte  defectuoso sino estas en POSITIVO cada dia. Muchos entonces, sobre todo los entendidos del trabajo, sé ponen una bonita sonrisa y se lanzan mezclándose convencidos de estar aplicando los principios de este fantasmal pensamiento positivo, muchas veces es solo falsedad.

Lo que es útil es distinguir entre pensamiento asociativo y pensamiento intuitivo, Él pensamiento associativo, positivo o negativo, da igual, nace de la cabeza. UN pensamiento lo piensas, te viene a la mente, en realidad lo sufrimos y desencadena pequeñas o grade emociones. Por ejemplo empiezo a fantasear sobre él hombre o la mujer que me he encontrado el día anterior y esto me produce emociones positivas. Las emociones, todas las emociones nacen del pensamiento asociativo, entonces igualmente ineficaces. Muchas personas me dicen: cuándo he seguido el corazón me he caído al pozo. En realidad nunca han seguido el corazón, han seguido las emociones derivadas , de fantasías mentales. Es bonito fantasear te permite de mirar más allá de la relidad, del dolor, de tus viejas heridas: Cualquier cosa que te pueda atraer a partir del pensamiento asociativo no te hará nunca feliz, sólo tendrás una excitación pasajera

El pensamiento intuitivo, en cambio no nace de la cabeza sino del corazón, no lleva emociones sino sensaciones y sentimientos. Lo vemos en el próximo artículo.

Para estar informado del próximo artículo puedes dejar tu mail en el recuadro de la derecha.

Questo post è disponibile in: Italiano

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *